Eterna aprendiz de todo

En remedio del horror vacui y moviendo para que no exista el eterno retorno.

conciencia energética y consumo

(retomando el blog)
Cada vez el tema energético y ambiental se posiciona mucho más. Se realizan campañas para la búsqueda de energía limpias y su búsqueda de equilibrios precarios con el costo energético.
Somos una especie predadora de estructuras lineales en un plano finito. En algún momento aparece como abismo y apocalíptico el final.
Problema potente para estados.
Y como individuos, problema potente.
¿De qué manera ayudar al medio ambiente?
El reciclaje aparece como la estrategia más comúnmente usada, sin embargo no hay que olvidar que muchos de los procesos de reciclaje exigen el uso de materias vírgenes y también tienen un gasto energético considerable.
En ese sentido por sobre el reciclaje las ideas que nos pueden salvar de debacles ecológicas parecen ser otros:
Reutilización y Reducción del consumo.

En una sociedad post-industrial la producción ya no es un problema. El problema es el consumo. La invención de necesidades, la industria publicitaria, los malls son parte de la privatización de la vida, la generación de lógicas instrumentales en ámbitos cotidianos. No consumir es parte de la rebeldía necesaria.
El otro modo, la reutilización tiene otro nombre, el upcycling. Más que reciclaje, el up-cycling, genera valor agregado de los residuos. (hacer cosas útiles con desechos)
Algunos links que dan ideas:
100 ideas de upcylcing via “engineering a better world”
Re-pensando la basura

Jugando en la cocina

He tenido la suerte de rodearme de gente que cocina muy bien por lo tanto, suelen echarme de la cocina. Así que cuando puedo, trato de tomarme un poco ese espacio.
He adoptado el tema de la cocina conciente y la gastronomía militante. Somos lo que comemos, lo personal es político y en conjunción ambos principios me han hecho plantear un cambio importante en la vida. Dejé de fumar, de beber alcohol – ya no bebía bebidas así que no fue tan complejo- y saco de a poco los industrializados de la despensa. Tampoco como carne, pero hasta ahí llego porque los huevos y el queso son parte de la vida. (aunque trataré de conseguir huevos de gallina libre)
En esos trotes aprendí a hacer pan.
Les dejo la receta. Es un pan sabrosísisisisimo, de ese que se puede comer solo y añejo y sigue siendo un placer.

Gorro a crochet

Regalo a destiempo. En medio de la fiebre navideña a mi me da por hacer en vez de comprar y en medio del verano más candente se me ocurre tejer un gorrito de media estación. Porque mi amiga es friolenta. Y se merece un handmade no un ofertón.

EL patrón no es mío, creo que está en las galerías Picasa de Jane que es una maestra de maestra con el ganchillo.

Eso sí a mi no me gustó el tipo de flor del adorno asi que hice una pequeña rosa.
Me quedó así:

bolsos

una eternidad sin postear y sólo para avisar que mi nueva búsqueda son los bolsos.

Basta de hibernación.

Primera vez que veo una tradescantia con flor...

Todo florece en el momento justo.

Zopita…

Como oso en invernación.. ¿o hibernación?
y en ese mirar dentro del iceberg las sopas… sopas de verdura.
Cocine la verdura, pase por juguera con un poco de su caldo, vuélvala a la olla, agregue leche y mantequilla para dar textura, aliñe a gusto y bébasela. Ideal para usar las hojas feas de las lechugas o usar esos restitos de acelga, espinaca o darse un banquetazo líquido con un verde mix…
ZOZOPITA!

experimentando….. gorros

dscn99201

Debido al frío y a la falta de material, he estado experimentando con cómo hacer un gorro. No me ha resultado el tejer en espiral, ni los patrones en inglés, así que hemos tenido que trabajar en función de un patrón que plantea, tejer en círculos con aumentos progresivos hasta llegar a la proporción 3 puntos y aumento y luego derecho hasta que tenga el largo adecuado… 

no me convence, pero probé mi primer acercamiento al “tapestry”

Cualquier cosa, trataré de actualizarla…

Pinches

pinches

Aprendiendo a hacer accesorios. Con los típicos patrones de flores que andan por ahí hice un par de pinches para mi hermana. 

Eso, mientras le termino un chal a mi abuelita.

Apostilla a la Receta del 1800…

He estado de viaje. Dentro de ese paseo, he encontrado a alguien que hace terapia con productos naturales y que me dice que aún hoy la bosta de caballo es muy importante como ingrediente para una tisana para malestar estomacal. Según me explicaron, en primer lugar el caballo es un animal muy limpio para alimentarse y la interacción de sus secreciones con los “jugos” del pasto que come es lo que cura en el caso de la bosta de caballo.

Si las cosas siguen siendo útiles después de 200 años habría que mirarlas con menos sospecha…

Recetas del 1800

“para el corazón, toronjil, violetas, flor de la azucena, claveles y alelíes blancos; para la retención de orina, cataplasmas de perejil frito en aceite; dolores de dientes y muelas, romero en vino caliente; para las almorranas, cataplasmas de flor de bisnaga; para el flato, hormigas y semilla de albahaca; boldo para el hígado; para la apretura de pecho con ahogos, radal y trique; el pezón de frutilla y la bosta de caballo para la indigestión y lepidia de calambre; para la vejez, poca comida ninguna golosina y paciencia, mientras no tocan la puerta avisándonos la partida”

Adriana Montt carta fechada en 1823. En: Sagredo, R y Gazmuri, C (2006) Historia de la vida privada en Chile, Tomo 2.página 14.

plantas de la receta

Casi todo es bastante conocido. Se destacan las plantas nativas del Boldo, el radal que es el nogal silvestre y el trique.  

Algunas recetas siguen hasta hoy como el boldo para el hígado, otras suenas descabelladas, como la de andar tomando bosta de caballo para la indigestión: “lo que no te mata te hará más fuerte”. Pero también es cierto que hay que considerar que en ese tiempo la medicina natural era LA medicina a la que podíamos acceder y donde se ponía toda la esperanza.