Eterna aprendiz de todo

En remedio del horror vacui y moviendo para que no exista el eterno retorno.

Al inicio se reza.

Creo que es tan consustancial a nuestra vida el hacer un gesto sacro antes de empezar algo que siempre rezamos antes de abrir un círculo, un ciclo, un espacio.

No me refiero al rezo como su interpretación más tradicional. Hablo de hacer ese gesto trascendente que explica la importancia de lo que estamos iniciando.

En mi calidad de  sacerdotisa del propio templo y jardinera de este propio espacio, partimos así entonces. Llamando a la diosa con sus mil caras. Que ella, la madre tierra, Gaia, Pachamama…  nos haga tener flores y frutos.

“La carga de la diosa estrella”

Yo que soy la belleza de la verde tierra.
Y la luna blanca entre las estrellas.
Y los misterios del agua.
Llamo a tu alma para que se levante y venga a mí,
pues soy el alma de la naturaleza que
da vida al universo
Todas las cosas de mi proceden y a mí
deben retornar.
Considerando que todos los actos de amor y
placer son mis rituales,
permitan mi veneración en el corazón que se regocija.
Permitan que haya en vosotros belleza y fuerza,
poder y compasión, amor y humildad,
gozo y reverencia.
Tú que anhelas conocerme
debes saber que tu búsqueda
no será provechosa a menos que conozcas
el misterio:
si lo que buscas no lo encuentras en ti
nunca lo hallarás fuera…
Yo he estado contigo desde el comienzo
Y soy el logro final de tus deseos.

(“La carga de la diosa estrella”Starhawk)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: