Eterna aprendiz de todo

En remedio del horror vacui y moviendo para que no exista el eterno retorno.

Requiem para un Aromo

Vivo en esta celda monástica hace más de veinte años. Creo que 28. Desde mi ventana el paisaje no ha cambiado mucho en los últimos 27 años. Primero llegaron las inmobiliarias que han hecho germinar más edificios de los que estabamos dispuestos a ver entre yo y la cordillera.

Ahora han  cortado un aromo que había sido parte del paisaje de la villa.

No sé las razones y a decir verdad no sé que razones hay para cortar un árbol.

No era cualquier árbol. Era un aromo, y no era cualquier aromo era ese aromo.

Un ejemplar de  Acacia dealbata

De aspecto similar a este:

Lo que más me gustaba del aromo es que florece a destiempo. Un florecimiento de otoño invierno. Todo frío, todo  nube y el aromo ahí: con sus pelusitas amarillas.

Y esa actitud de florecer porque se quiere florecer aunque nadie florezca a los lados es maravillosa

y ahora lo cortan…

Cada vez que florezca a destiempo y con todo en contra, sera por usted sr. aromo.

Fuentes:

 Chileflora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: