Eterna aprendiz de todo

En remedio del horror vacui y moviendo para que no exista el eterno retorno.

Archivos mensuales: junio 2008

El chaleco!!!

Pues yo quisiera mostrar mi chaleco terminado pero la verdad la verdad es que la matemática y el cálculo aplicado a las proporciones tejidas no es lo mío.

Así que después de terminar los aumentos de las mangas miro la manga, miro la revista y nada se parece con nada. Algo falló.

¿Lo bueno? que no todo está perdido, aprendí a hacer aumentos, cosa que no sabía.

Tip regalado por la Lili… Hacer las dos mangas juntas cosa de ir haciendo los aumentos de manera coordinada. Porque cuando uno va tejiendo todo es un tanto vertiginoso

Y ya lo dijo mi madre en el almuerzo, esto es pura matemática…
Mostramos la parte de adelante, que eso no ha tenido problemas…

Anuncios

la bufanda…

Lo que habíamos prometido… la bufanda que hice a crochet…

Y más de cerca se ve así…

Desfiada

Con tremenda congestión mis mejores amigos han sido dos:

El líquido superabundante (nunca suficiente)

y los vahos de eucaliptus para poder respirar. Manojo de hierbas en la olla a hervir y luego… cubierta con una toalla inhalar… cocinarse… exhalar… y así…

no sé si mejoro del resfrío, pero el cutis va de lo mejor…

El cuatro….

Claro, como el oficio es complejo una quiere aprender instrumento. Como la guitarra tiene muchas cuerdas nos vamos con el cuatro. Que tiene dos menos no?

Así que acá estoy, a las 0 horas con frío y los dedos doloridos de intentar cosas.

y además el profe quiere que la cante, como si no bastara para hacer la camisa de once varas no…

El primer ejercicio:

El loco Juan Carabina
pasa las noches andando
cuando la luna ilumina
las noches de San Fernando.

Cuando la noche esta oscura
callado el  loco se va
va a perderse en la llanura
nadie sabe a donde irá.

Cuando el gallo de la una
se oye en lo lejos cantar
el loco viendo la luna
le dan ganas de llorar.

Esperando se la pasa
que como una novia fiel
venga la luna a la plaza
para conversar con el.

La gente del alto llano
mas de una noche lunar
con la luna de la mano
han visto al loco pasar.

El loco Juan carabina
sueña por la madrugada
que en la cama de niebla fina
tiene a la luna de almohada.

El loco Juan carabina
pasa las noches llorando
si la luna no ilumina

las noches de San Fernando.

Primera pifia…

El suéter de César me queda gigante como si fuese para dos personas… Y claro, la revista decía talla 40 = 90 puntos una calcula más menos talla 48: démosle con 100… pero no pensé que iba a ser tan tan tan grandotototote.

Madre sabiamente dice: pues en todo suéter el delantero debiese ser un poco más grande que la espalda así que lo que era primeramente espalda será delantero. Así que me enfrento al problema de hacer el escote. (yo solo tejía bufandas por la vida, así que no entiendo mucho de aumentos y disminuciones. Lo bueno es que madre sabiamente me enseñará mañana dicha tarea.

Mañana aprovecharé de mostrarles mi sufrimiento… y la bufanda bella que quedé en mostrarles.

Luego , terminar un camino de mesa y empezar con bolsos a crochet.

Eso

o un gorro…

Pues ya que no tengo jardín… giramos la rueda y reinventamos.

Invierno y periodo de descanso de casi todo lo que en mí casa ha quedado como jardín. Como el jardín es interno más que externo comenzamos el cultivo de otras cosas.

Hemos empezado con el oficio. Ya que por el estudio y la escritura quedamos en deuda, hemos empezado a tejer.

Mi amiga Lili me regaló unos ovillos de lana Alpaca morada y lo primero que ha salido es una bufanda a crochet que les mostraré apenas tengamos la cámara a punto nuevamente. Ahora me hago cargo de la tradición familiar y comencé un chaleco para César en punto maíz.

Enredar, tejer, hacer.

Gira la rueda y tenemos nuevos links.