Eterna aprendiz de todo

En remedio del horror vacui y moviendo para que no exista el eterno retorno.

Tratando

Esta semana la cocina es mía. Es bueno eso, porque de vez en cuando es maravilloso jugar a la cocinera.

En mi caso siempre he sido la cocinera de reserva. Con una abuela que cocina como las diosas y dioses gastronómicos, mis incursiones a la cocina terminaban con un franco SAL DE AQUÏ!!!. Ahora mi pareja si bien no me grita, es tan feliz cocinando que quitarle ese placer sería mas o menos cruel….

Pero él está ocupado, yo ya no vivo con mi abuela así que los desafíos de la cocina rica – barata – rápida los he adoptado yo.

Vivan las tortillas de verduras entonces, el guiso de zapallo italiano y el pastel de pescado de tarro…

Jeje…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: