Eterna aprendiz de todo

En remedio del horror vacui y moviendo para que no exista el eterno retorno.

Archivos mensuales: febrero 2009

Pinches

pinches

Aprendiendo a hacer accesorios. Con los típicos patrones de flores que andan por ahí hice un par de pinches para mi hermana. 

Eso, mientras le termino un chal a mi abuelita.

Anuncios

Apostilla a la Receta del 1800…

He estado de viaje. Dentro de ese paseo, he encontrado a alguien que hace terapia con productos naturales y que me dice que aún hoy la bosta de caballo es muy importante como ingrediente para una tisana para malestar estomacal. Según me explicaron, en primer lugar el caballo es un animal muy limpio para alimentarse y la interacción de sus secreciones con los “jugos” del pasto que come es lo que cura en el caso de la bosta de caballo.

Si las cosas siguen siendo útiles después de 200 años habría que mirarlas con menos sospecha…

Recetas del 1800

“para el corazón, toronjil, violetas, flor de la azucena, claveles y alelíes blancos; para la retención de orina, cataplasmas de perejil frito en aceite; dolores de dientes y muelas, romero en vino caliente; para las almorranas, cataplasmas de flor de bisnaga; para el flato, hormigas y semilla de albahaca; boldo para el hígado; para la apretura de pecho con ahogos, radal y trique; el pezón de frutilla y la bosta de caballo para la indigestión y lepidia de calambre; para la vejez, poca comida ninguna golosina y paciencia, mientras no tocan la puerta avisándonos la partida”

Adriana Montt carta fechada en 1823. En: Sagredo, R y Gazmuri, C (2006) Historia de la vida privada en Chile, Tomo 2.página 14.

plantas de la receta

Casi todo es bastante conocido. Se destacan las plantas nativas del Boldo, el radal que es el nogal silvestre y el trique.  

Algunas recetas siguen hasta hoy como el boldo para el hígado, otras suenas descabelladas, como la de andar tomando bosta de caballo para la indigestión: “lo que no te mata te hará más fuerte”. Pero también es cierto que hay que considerar que en ese tiempo la medicina natural era LA medicina a la que podíamos acceder y donde se ponía toda la esperanza.

Albahaca

 

 

Ocimum basilicum

Ocimum basilicum

El olor inconfundible de la feria en verano se compone de frutas y albahaca. Recuerdo esos “causeos”  hechos de tomate albahaca y queso fresco… esa conversación  con pan amasado, mate y sol de tarde en campo o playa. 

La albahaca es una planta anual que viene desde la región de Irán en Asia. Resistente al sol y no asidua a grandes riegos..  Usada en momificaciones en Egipto, en las preparaciones de agua bendita en algunas religiones  y es  una de las plantas símbolos del amor. (en una de esas por estas ideas de amor imperecedero y santo que se tienen por ahí).

Además del gran valor que tiene en la cocina por su valor como hierba aromática, posee varios beneficios medicinales:

– Ayuda a la lactancia materna: Tanto en la secreción de leche como en el tratamiento de la obstrucción de los senos, haciendo compresas en conjunto con agua de rosas.

– Repelente de insectos. Al menos acá en casa desde que en el patio hay albahaca la cantidad de moscas y mosquitos ha disminuido, podemos dar fe de aquello. 

– Antinflamatorio. Contiene elementos que activan receptores de canabinoides que bloquean las señales de dolor e inflamación sin efectos narcóticos (excepto si se llegase a consumir en cantidades plesitocénicas)

_ Antijaquecoso

– Se reporta también efectos beneficiosos en depresión y estrés. 

 

fuentes:

La ficha de Infojardín

Wikipedia [ENG]

Conciencia animal 

Chaleco terminado

Pues, antes de celebrarle un cumpleaños a la labor sin terminar, aceleré el tranco y terminé el chaleco.

Ahora tengo síndrome de nido vacío. 

Exprimiendo el verano…

Aunque no lo crean, estoy a punto de terminar las mangas del chaleco eterno… luego de mucho intentarlo, me dieron el dato de tejer las mangas al mismo tiempo y va mucho mejor. De muestra, la foto:

mangas

Estaba buscando qué labor podría hacer para regalar a algunas cumpleañeras que vienen luego. Había un patrón de bufanda bastante bello por ahí, lástima que aún no sé imaginar las escalas en relación al grosor de lana y crochet. Así que quedo muy pequeño para bufanda y muy grande para marcalibros. Así que es un… “adorno de pared” la verdad, es que no tenía donde colgarlo y había un clavo ahí. Veremos si de aquí a la eternidad hago otros para que “no se note el error”. El patrón y el resultado…

no recuerdo de qué blog lo bajé, pero reconozco que la autoria no es mia... vale?

no recuerdo de qué blog lo bajé, pero reconozco que la autoría no es mía... vale?

la bufanda que quedó en colgante.