Eterna aprendiz de todo

En remedio del horror vacui y moviendo para que no exista el eterno retorno.

Archivos en la Categoría: Aracné

Gorro a crochet

Regalo a destiempo. En medio de la fiebre navideña a mi me da por hacer en vez de comprar y en medio del verano más candente se me ocurre tejer un gorrito de media estación. Porque mi amiga es friolenta. Y se merece un handmade no un ofertón.

EL patrón no es mío, creo que está en las galerías Picasa de Jane que es una maestra de maestra con el ganchillo.

Eso sí a mi no me gustó el tipo de flor del adorno asi que hice una pequeña rosa.
Me quedó así:

Anuncios

bolsos

una eternidad sin postear y sólo para avisar que mi nueva búsqueda son los bolsos.

experimentando….. gorros

dscn99201

Debido al frío y a la falta de material, he estado experimentando con cómo hacer un gorro. No me ha resultado el tejer en espiral, ni los patrones en inglés, así que hemos tenido que trabajar en función de un patrón que plantea, tejer en círculos con aumentos progresivos hasta llegar a la proporción 3 puntos y aumento y luego derecho hasta que tenga el largo adecuado… 

no me convence, pero probé mi primer acercamiento al “tapestry”

Cualquier cosa, trataré de actualizarla…

Pinches

pinches

Aprendiendo a hacer accesorios. Con los típicos patrones de flores que andan por ahí hice un par de pinches para mi hermana. 

Eso, mientras le termino un chal a mi abuelita.

Exprimiendo el verano…

Aunque no lo crean, estoy a punto de terminar las mangas del chaleco eterno… luego de mucho intentarlo, me dieron el dato de tejer las mangas al mismo tiempo y va mucho mejor. De muestra, la foto:

mangas

Estaba buscando qué labor podría hacer para regalar a algunas cumpleañeras que vienen luego. Había un patrón de bufanda bastante bello por ahí, lástima que aún no sé imaginar las escalas en relación al grosor de lana y crochet. Así que quedo muy pequeño para bufanda y muy grande para marcalibros. Así que es un… “adorno de pared” la verdad, es que no tenía donde colgarlo y había un clavo ahí. Veremos si de aquí a la eternidad hago otros para que “no se note el error”. El patrón y el resultado…

no recuerdo de qué blog lo bajé, pero reconozco que la autoria no es mia... vale?

no recuerdo de qué blog lo bajé, pero reconozco que la autoría no es mía... vale?

la bufanda que quedó en colgante.

La manta de Amanda

Esta es mi primera manta. Fue hecha para Amanda, hija de mi amiga Carola.  manta terminada

Resumamos un poco el proceso.  El patrón base lo saqué de la revista tejer la moda [Nº48] que saca la revista Paula. Sin embargo, le hice algunas adaptaciones, partiendo por el color. El patrón original estaba a 6 colores, yo lo dejé en Rosa claro[55], rosa oscuro [35] y crudo de fondo. Todas Hawaii tipo hilo de 100 gramos.

Primera cosa, los cuadrados:

De manta

Se comienza con cinco cadenetas, en la primera vuelta se realiza una “cruz” de tres puntos altos cada brazo y dos cadenetas para las esquinas. En la segunda vuelta se arma el cuadrado base, al hacer dos grupos de tres puntos altos más dos cadenetas en las esquinas en las esquinas de vuelta anterior. Lo que no es esquina, se separa por una cadeneta.
Las vueltas siguientes tienen la siguiente lógica. Donde hay una cadeneta de separación, se coloca un grupo de tres puntos altos. En las esquinas, se realizan los dos grupos de tres puntos altos separados por las dos cadenetas.
Lo demás lo hace la combinación del cambio de colores.

Echándole la culpa a que es mi primera manta, los cuadrados no quedaron absolutamente iguales. Entonces los cosí e hice 7 tiras de 7 cuadrados  cada una, luego les hice una corrida de punto bajo, y dos de medio punto por cada lado más largo. Luego cosí las tiras y vino el borde…

De manta

Para el borde seguí la misma lógica de los medios puntos. Primero hice corridas en color crudo para emparejar el borde que daba en los “largos” la hechura de las tiras de cudrados, luego una corrida alrededor de color rosa claro, una de rosa oscuro y finalmente una vuelta de “medias conchas” (que así me lo enseñó mi madre) que se hace de la siguiente manera: 3 cadenetas, un punto alto clavado en el mismo lugar, saltar dos cadenetas y hacer medio punto en la cadeneta que sigue, así el arco de cadenetas y punto alto “se acuesta” dando origen a la media concha. (aún no me queda claro lo que es una concha entera)
Y luego lo que viene… el rematar, esconder hilos, cortar hilachas, lavado planchado y entrega…
Apenas tenga esas fotos… las subo…
por ahora, yo y la manta recién terminada…

Terminada la obra gruesa...

Terminada la obra gruesa...

Cosas que nadie dice a una novata…

– repita después de mí…

Los crochet plateados y dorados se distinguen no tan sólo en su color, sino en su grosor, pues están hechos para tejer distinto material. Los plateados son para hilo, los dorados son para lana. Por eso, cualquier  crochet 2 no es lo mismo…

(y si usted no sabe eso, después se le descuadran los cuadrados de la manta)

El chaleco!!!

Pues yo quisiera mostrar mi chaleco terminado pero la verdad la verdad es que la matemática y el cálculo aplicado a las proporciones tejidas no es lo mío.

Así que después de terminar los aumentos de las mangas miro la manga, miro la revista y nada se parece con nada. Algo falló.

¿Lo bueno? que no todo está perdido, aprendí a hacer aumentos, cosa que no sabía.

Tip regalado por la Lili… Hacer las dos mangas juntas cosa de ir haciendo los aumentos de manera coordinada. Porque cuando uno va tejiendo todo es un tanto vertiginoso

Y ya lo dijo mi madre en el almuerzo, esto es pura matemática…
Mostramos la parte de adelante, que eso no ha tenido problemas…

la bufanda…

Lo que habíamos prometido… la bufanda que hice a crochet…

Y más de cerca se ve así…

Primera pifia…

El suéter de César me queda gigante como si fuese para dos personas… Y claro, la revista decía talla 40 = 90 puntos una calcula más menos talla 48: démosle con 100… pero no pensé que iba a ser tan tan tan grandotototote.

Madre sabiamente dice: pues en todo suéter el delantero debiese ser un poco más grande que la espalda así que lo que era primeramente espalda será delantero. Así que me enfrento al problema de hacer el escote. (yo solo tejía bufandas por la vida, así que no entiendo mucho de aumentos y disminuciones. Lo bueno es que madre sabiamente me enseñará mañana dicha tarea.

Mañana aprovecharé de mostrarles mi sufrimiento… y la bufanda bella que quedé en mostrarles.

Luego , terminar un camino de mesa y empezar con bolsos a crochet.

Eso

o un gorro…